j.d. vance ’s memoir hillbilly elegy became a talking point among the commentariat following trump’s election in 2016 to try and explain the republican nominee’s success in the rust belt. the memoir basically highlighted a certain kind of attitude among poor white people who had been “forgotten” and were facing “economic anxiety.” that’s not really rooted in fact (we have actual data that a trump voter is more likely to be a divorced dad who owns a kia dealership than a single mom struggling with drug addiction, hence all the stupid boat parades these past year), but it was enough of a narrative to make vance’s book a hit, and inevitably into a film adaptation that now not only feels out of date, but insulting and condescending to the people it depicts. director ron howard has made what’s arguably the worst film of his career with a banal, trite story of family dysfunction devoid of any nuance or normalcy. it takes two of our greatest actors— amy adams and glenn close —and saddles them with such cartoonish characters that we’re left questioning the talent of actors we know are talented. nothing about this movie works, but it does offer some unexpected and unintended laughs.

vance’s story cuts back between his youth in 1997 and his time in law school in 2011. vance had a complicated childhood growing up with erratic mother beverly (adams), whose behavior ranges from sweet and indulgent to violent and angry at the drop of a hat. she’s a woman filled with resentment at the life she’s had to lead, and then picks up a drug addiction when her father dies (there’s no scene showing that she was close to her dad; we’re just told that she was and that’s supposed to be good enough). this leads young jd ( owen asztalos ) to rely more on his tough-as-nails, chain-smoking grandmother mamaw (close). as an adult, jd ( gabriel basso ), on the verge of landing an important internship that will pay his way through law school, must return back to middletown, ohio when beverly ods on heroin and is hospitalized.

hillbilly-elegy-hi-res-1
photo cr. lacey terrell / netflix © 2020

no me sorprende que howard, quien básicamente ha vivido toda su vida en la industria del cine y la televisión, tenga problemas para contar una historia sobre personas que viven en el cinturón del óxido y luchan contra la pobreza. me sorprende que howard, que ha estado dirigiendo películas durante más de 40 años, pudiera hacer una película tan jodidamente mala. desde su escena inicial, se nos dice que los veranos más felices de la vida de jd fueron en jackson, kentucky, pero nunca volvemos a ese lugar después del prólogo. en cambio, el ritmo de la película es una serie de viñetas en las que los personajes hacen algo relativamente normal y luego, en menos de unos minutos, todo se sale de control. jd y mamaw estarán viendo terminator 2 en la televisión, y de repente, beverly está en la calle gritando por un intento de suicidio y la policía viene a calmar la situación. casi todas las escenas de hillbilly elegy podrían terminar con ron burgundy diciendo, “bueno, eso se intensificó rápidamente. quiero decir que realmente se salió de control ".

esta falta de niveles y matices hace que elegía hillbilly con frecuencia se sienta explotadora y grosera. cuando no profundizas en nada más allá de los grandes momentos emocionales y superficiales, tu película se muestra involuntariamente cómica porque no hay empatía por lo que está sucediendo. es un atajo a la emoción, y ese truco barato con frecuencia hace que la película sea agresivamente terrible y ridículamente mala, como cuando van al funeral del abuelo de jd, y mientras la procesión fúnebre avanza por la calle, la gente se detiene, se quita el sombrero y pusieron sus manos sobre sus corazones como si un jefe de estado hubiera muerto a pesar de que el abuelo de jd tiene dos líneas de diálogo en toda la película. "¿por qué hacen eso?" un joven jd le pregunta a mamaw. "porque somos gente de las colinas, cariño", responde con seriedad. eso literalmente no tiene sentido y la película ni siquiera se molesta en explicarlo porque solo quiere el momento emocional de una comunidad que se une sin molestarse en mostrar a la audiencia lo que esa comunidad podría significar.

hillbilly-elegy-hi-res-2
photo cr. lacey terrell / netflix © 2020

hillbilly elegy también tiene el libro verde problemas donde no existe realmente la sociedad enfermedades o problemas sistémicos. todo es interpersonal y se trata de las decisiones que tomamos. por un lado, me gusta el concepto de "eres quien eliges ser" (esa es una línea de el gigante de hierro , una de mis películas favoritas, pero también una película para niños), pero se desmorona bastante rápido ante los sistemas rotos. el subtexto que se extiende a lo largo de elegía hillbilly es que todo depende del individuo simplemente para tener la oportunidad de algo mejor, lo que implica la responsabilidad de mejorar la sociedad. elegía hillbilly realmente no se detiene en lo mal que está que el seguro médico no cubra la rehabilitación de drogas; j.d. solo tiene que cargar los costos de rehabilitación en sus tarjetas de crédito porque endeudarse es lo que uno hace cuando ama a su familia. ¿qué hace que mamaw sea un buen padre para j.d.? ella no se anda con rodeos y le muestra un amor duro. entiendo que mostrar problemas sistémicos es más difícil, pero elegía hillbilly se entrega a la cosmovisión infantil de que lo que separa a los exitosos de los fracasados ​​es la ética del trabajo y nada más.

este enfoque simplista se extiende a todo lo demás que hace la película, y paraliza cualquier esperanza que puedas tener de preocuparte por estos personajes. debido a que la película es desde la perspectiva de j. d., nunca aprendemos realmente sobre beverly más allá del hecho de que su infancia también fue dura. ella entra en escena, actúa como una cagada masiva, y la gente tiene que entrar y limpiar su desorden. en una película mejor, hay una historia sobre niños que tienen que cargar con la carga de ser padres de sus padres, pero eso no es elegía hillbilly . amy adams es una actriz increíble que debería tener al menos uno o dos oscar a estas alturas, pero aquí está reducida a una caricatura y nunca llegamos a ver la humanidad de beverly. es una mala madre y una adicta, pero también ama a sus hijos cuando no los trata mal.

hillbilly-elegy-hi-res-3
foto cr. lacey terrell / netflix © 2020

los momentos de gran emoción que howard quiere lograr funcionarían si simplemente hubiera reducido un poco su historia y hubiera encontrado momentos de normalidad, pero todo está hecho para resaltar la pobreza, la disfunción y la fragilidad, y sin embargo, nunca establece una línea de base de lo que estas vidas se parecen. es un drama sin parar, y la forma en que se desarrolla la historia, es como si vance tomara todos los episodios locos de su vida y los reprodujera uno tras otro sin detenerse por un solo recuerdo agradable o un personaje definido más allá de una sola dimensión. hillbilly elegy es una película que profesa preocuparse por la pobreza y la familia, y rápidamente muestra que es indiferente hacia ambos.

calificación: f

hillbilly-elegy-hi-res-poster
adam-driver-last-week-tonight-hbo-max-john-oliver-social-featured
así es como adam el cameo del final de temporada de 'la semana pasada esta noche' sorpresa del conductor ocurrió

ese conductor de adam seguro sabe cómo darle vida a un espectáculo nocturno.

sobre el autor